Informes Astrológicos

Las cambiantes realidades de una energía diferente

por Ana María Frallicciardi. 

La frecuencia vibracional que estamos recibiendo desde el Portal del 7.7.7 es diferente a todas las energías conocidas anteriormente. Ya ni siquiera podemos decir nueva, porque lo que era nuevo hace unos meses hoy es viejo para esta frecuencia que ahora experimentamos.

En estos primeros días nos sentimos descolocados y raros. Hay una sensación de estados de conciencia desconocidos, no lo podemos comparar con nada de lo acostumbrado.

Hasta escribir este informe resultó una tarea ardua, ir juntando piezas de un rompecabezas multidimensional, con otras reglas de juego, sin papeles escritos, sólo la percepción interior para descubrir dentro de nosotros la nueva realidad.

Esta frecuencia se percibe como una energía blanca iridiscente, da una sensación de completud si la recibimos en un estado de alineación energética. También la podemos sentir como una intensidad que nos agobia o nos agota física y emocionalmente.

Esta energía iridiscente cristalina no encaja en ninguno de los moldes conocidos, no puede apoyarse en las viejas estructuras de tercera dimensión, ni en los esquemas existentes de creencias humanas.

La frecuencia del 7.7.7 es de altísima vibración, viene con un nuevo software, el sistema de comportamiento humano aún no lo reconoce, no sabe cómo usarlo. Las viejas formas de pensamiento, las viejas instituciones y sus representantes se desconciertan porque no obtienen resultados y las reglas de juego cambian sin que lo puedan evitar. Quizá sea por este motivo que asistimos a tantas situaciones mundiales que estallan en violencia y destrucción.

Lo nuevo hace estallar lo viejo, esta vez no hay puntos de contacto posibles. Como los nuevos niños y jóvenes que no aceptan nada de la sociedad establecida, ellos portan códigos de información diferentes.

Apelo a los lectores de este informe para que reflexionemos juntos. Ya no podemos hablar solamente de guerra y de paz, de amor y odio ante tanta violencia desatada en el mundo.

Estos conceptos pertenecen a nuestros egos de tercera dimensión. Estamos experimentando universos paralelos. En un instante podemos ver diferentes realidades y todas existen. Cada uno tendrá que experimentar por sí mismo como salir de la dualidad del ego para ingresar en la conciencia de la unidad y la integración. Si quieres trabajar por la reconciliación de la humanidad la puerta de entrada está en tu propio corazón.

Sabemos que atravesamos una zona de contrastes muy marcados. El cambio de frecuencia experimentado en los últimos meses nos deja en un estado de desconcierto, sensaciones de mareos, desubicación temporal por el cambio de dimensiones. Angustia por perder el sentido de las cosas. Los proyectos de vida cambian aceleradamente. Lo que hemos programado ayer, hoy ya no se puede realizar. El deseo largamente soñado no encuentra anclaje ni realización. La persona que fuimos a buscar ya se fue. Las cosas suceden más allá de nuestros deseos, son instantáneas e irreversibles. La cuarta dimensión del tiempo presente se impone sobre el tiempo lineal. Estamos viviendo la conciencia interdimensional.

Ahora esta energía es diferente, nos lleva hacia otros espacios de realidades donde vamos a experimentar nuevas manera de expresarnos y relacionarnos. Estamos trasmutando patrones de comportamientos inconscientes y esto puede destapar miedos escondidos por sentirnos incapaces de afrontar tanta incertidumbre y cambio. Hemos estado trasmutando, limpiado y liberado hasta el fondo de nuestras emociones, desincrustando recuerdos viejísimos, angustias y tristezas que ni siquiera sabíamos que estaban allí.

Esta energía viene a presionar sobre nuestros cuerpos emocionales exprimiendo a hasta la última gota de oscuridad y de apegos, para ser trasmutados en un cristal facetado que refleje la luz iridiscente del Nuevo Sol.

¿Cuándo será esto? En la nueva realidad no hay tiempo lineal, sólo instantes cósmicos donde recibes la comprensión.

Las almas se están abriendo a diferentes informaciones sin darse cuenta. Algo está cambiando en la forma de pensar, si tratamos de encontrar una respuesta desde la mente, se nos hace más difícil e incomprensible. La nueva metodología consiste en dejar de usar nuestro cerebro humano, lineal, lógico y racional, acostumbrado a los razonamientos de tercera dimensión, para llevar la atención al cerebro del corazón y empezar a activar la información desde allí. Este proceso consiste en pensar con el cerebro del corazón.

Pensar con el cerebro del corazón significa dejar el razonamiento lógico y tener una certeza intuitiva y sabia de cómo actuar y resolver en coherencia cuántica. Cambia totalmente el punto de apoyo de nuestro cerebro racional en tercera dimensión a nuestro cerebro del corazón en cuarta dimensión. El nuevo software se activa ente la glándula Timo y la Pineal.

En el cerebro tenemos dos hemisferios, dos lóbulos cerebrales, uno es intuitivo y el otro es lógico, siempre estaremos en la dualidad del pensamiento. Sin embargo, si llevamos la atención al centro corazón veremos que tenemos un único corazón, órgano de integración de nuestra inteligencia intuitiva, de nuestra sabiduría, de nuestros sentimientos y toda experiencia de vida. El corazón piensa desde la unidad.

A la altura de la glándula Timo, vórtice energético del corazón, se encuentra el asiento de nuestra Alma. Es allí donde nuestro Ser Infinito deposita todas las experiencias de su viaje cósmico, llamadas otras vidas. Es allí donde se unifican todas las experiencias de sabiduría en una frecuencia vibracional que podríamos llamar de cuarta y quinta dimensión. Comenzamos a tener otras vivencias, otras percepciones y otro tipo de respuestas diferentes ante el mundo externo. Cuando el corazón se abre a esta dimensión se experimenta el amor impersonal.

El portal del 7.7.7 abrió una frecuencia vibracional que se ancla más fácilmente en nuestro centro corazón para poder expresar con mayor libertad la sabiduría del corazón y comenzar a tener respuestas nuevas ante los mismos problemas cotidianos, esto irá cambiando la manera de vivir.

Se están habilitando códigos de información galácticos guardados en nuestro ADN espiritual. Son destellos de luz cargados de información. ¿Cómo entenderla? … Poco a poco iremos decodificando este campo de experiencias en el cual hemos ingresado como planeta en evolución y como Humanidad en transformación.

Una parte de nuestro ser Re-Conoce esta energía. Aquellas almas más abiertas en su camino de reconexión con la Fuente perciben destellos de enlaces con nuestros registros akashicos, por donde vamos recuperando la memoria de nuestra evolución.

Todo proyecto que ustedes quieran realizar tiene que tener una base en la energía del amor. Esto significa un nivel de integración interior entre nuestra mente y nuestro corazón. Es decir, hago lo que mi corazón siente. Mis pensamientos y sentimientos están en armonía.

Ya no puedo estar sosteniendo aquello que no resuena en mi ser profundo, en mi corazón. No puedo estar haciendo cosas por obligación, por compromiso con el otro, por amor a quien no está reconociendo los esfuerzos personales de cada uno.

  • La mente razona en el tiempo lineal del pasado, presente y futuro, este esquema ya no encaja.
  • La voz del corazón se encuentra en el Tiempo Presente. Por este camino será más fácil encontrar la sincronización entre Pensamiento- Sentimiento –Acción. Aquí y ahora.
  • Las recalibraciones son tan poderosas que la mente no entiende lo que el cuerpo está experimentando. El cuerpo pide quietud y descanso para asimilar su resonancia con las cargas energéticas de la rejilla planetaria.

La nueva energía nos proyecta hacia algo más abierto, más libre, más integrado
Es el deseo de los Cielos que transites el Camino de regreso al Hogar
El Cambio Planetario ya está entre nosotros, Bienvenid@s

Volver a los informes