Informes Astrológicos

Despertando del sueño de la historia

Marzo 2017

Observando la saturación de información disponible en las redes en los últimos tiempos, Aguila Azul emprendió un nuevo vuelo de renovación para desplegar las alas del espíritu.

¿Dónde invertimos nuestra energía personal? ¿Cómo se nos escapa el tiempo real sin vivir ese instante de eternidad conciente?

¿Cómo seguir informando para generar cambios significativos entre nuestros lectores? Decir palabras lindas para la satisfacción del momento o predecir acontecimientos, hace tiempo que no nos interesa. Hay que generar cambios vibracionales que muevan la conciencia colectiva.

Entonces me propuse hacer primero el cambio dentro de mí para experimentarme y luego salir a comunicar la experiencia.

Había que dar un salto más, experimentar la libertad de mi alma sin ataduras a los compromisos de lo cotidiano. Esto fue difícil, observarme respondiendo a las pautas establecidas, intercambiar mis energías en el caos y seguir soñando ese mundo de perfección y bienestar que mi alma recuerda de otros mundos, otras realidades. Estar en este mundo y no sentirme de este mundo.

Traer desde los rincones más profundos del alma recuerdos y sensaciones de otros tiempos. ¿Son recuerdos del pasado lejano o vengo del futuro? Conecto mi esencia en lo profundo de mi corazón y percibo otras vivencias de infinito. La conciencia se expande y experimenta otras dimensiones, no tienen forma, no se puede explicar en palabras, es como querer explicar la raíz cuadrada a un niño. Lo insondable no tiene forma, es una autopista galáctica llena de información en códigos de luz.  Sólo en el silencio del corazón se abre el átomo de luz con la información que el alma busca para su reconexión.

Muchos seres están pasando por un período de confusión, un sinsentido, que genera angustia y malestar físico y emocional. Sienten que todo se derrumba. Están experimentando el proceso que el Yo espiritual hace para emerger desde un yo humano atado en los viejos paradigmas. Sabemos que no es fácil, se necesita coraje y decisión. El alma de cada uno sabe cuándo es el momento.

Atravesamos tiempos de mucha desorientación y de pocas concreciones.

Este año 2017 es una llamada al despertar de muchos seres que nunca antes se habían acercado a la fuente de su propio espíritu. Otros están pasando a la acción y tomando su lugar, especialmente aquellos que siempre sintieron que tenían una misión de vida o un propósito trascendente para este momento de transición. El espíritu se despereza del sueño de la historia.

El nuevo camino aún aparece incierto en el afuera.  Sólo templando la claridad del espíritu en el fuego del corazón sabremos cual es nuestro próximo camino de evolución y amor.

 Reflejando la Luz de tu Ser

Ana María Frallicciardi

Volver a los informes