Informes Astrológicos

En medio del Puente

por Ana María Frallicciardi. 

Seguimos recibiendo importantes impactos energéticos donde nuestro espíritu despierta para sincronizarse con el pulso de la Galaxia. Estamos en medio del puente, pasando de la vieja estructura de sometimiento a las nuevas formas de libertad.

En estos días, con el Sol y Mercurio en Virgo, la clave es ser prácticos y resolutivos. Mirar hacia atrás es ver todo lo que no funciona en el mundo, ver los noticieros y quedar enganchados en el drama.

Hace una semana enviamos un artículo sobre el proyecto HARPP con la intención de que nuestros lectores pudieran discernir en que parte del puente se encuentran, hacia dónde están mirando, en qué confían. Los dos mundos, el del sometimiento y el de la libertad.

Mirar hacia adelante y seguir avanzando dentro del puente es enfocar la mente y el corazón en la creación de la nueva realidad. El nuevo mundo, libre y en equilibrio, depende de la creación mental de cada uno de nosotros. Equilibrar dentro de nuestro lo que vemos desequilibrado afuera.

La vieja energía aún está sobre la faz de la tierra, pero cada vez con menos aciertos, los que creen tener el poder siguen creando dramas pero cada vez se le cree menos. Los que trabajan por la paz mundial y el despertar de la nueva conciencia ganan seguidores de a miles. Nada más ver las convocatorias multitudinarias y masivas que sucederán este 9 de setiembre* en la ciudad de Buenos Aires. Serán un inicio y un nacimiento de lo todos juntos podemos hacer cuando nuestros espíritus despiertos se reúnen a meditar y activar la nueva conciencia de paz y amor. Estamos dando vuelta la historia de la humanidad entre todos y con el poder del corazón.

Los cambios están sucediendo a la velocidad de la luz. Recordemos una vez más que creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos, palabras y emociones. Hacia donde dirigimos la atención, fluye la energía cargada con nuestros sentimientos.

Saturno en Escorpio

Una reflexión sobre la vida, la muerte, el renacimiento

A partir del 6 de octubre Saturno ingresa en el signo de Escorpio y permanecerá 2 años y medio más. Saturno nos lleva hacia las áreas de nuestra vida donde debemos pasar por una intensa crisis de muerte y renacimiento para descubrir el verdadero valor del ser. Se nos impulsa a experimentar los lazos emocionales como zonas que deben ser reconocidas, examinadas y purificadas. Habrá que revisar los límites y las limitaciones como formas de encauzar las energías personales para ordenar y revisar nuestro propósito de vida. La energía de Saturno cohesiona y restringe, ¿estamos haciendo lo que vinimos a hacer para colaborar con el planeta en semejante hazaña galáctica de ascensión? O nos estamos entreteniendo con juegos ilusorios de la tercera dimensión?

Hemos ingresado en una banda de frecuencia multidimensional donde podemos percibir en el mismo momento diferentes realidades, todo dependerá en dónde enfoquemos nuestra atención para que esa realidad se manifieste con rapidez.

Ahora el tiempo está en la mente, quien controla tu tiempo controla tu mente. Lo que hay y habrá es una realidad diferente, que se va construyendo día a día, en la medida en que nos liberamos de las ilusiones mundanas y los apegos emocionales, y aceptamos la guía de nuestro espíritu. Saturno, el dios Cronos, nos estará llevando de una fase de evolución a otra, conforme transita las transformadoras aguas de Escorpio.

Nace una nueva forma de experimentar la vida, lo que se está muriendo es el ego de la personalidad con sus limitaciones. Lo que nace es el potencial del espíritu. Todo está para ser descubierto y experimentado cuando accedemos al poder del espíritu y al poder el amor.

Mientras Saturno irá limando los apegos emocionales a la materia, emergerá en la superficie la esencia de cada cosa verdadera, lo cual hará caer lo superfluo e innecesario, comenzando por la economía mundial.

Estamos sostenidos dentro de un Plan Evolutivo ordenado, donde cada uno tiene su lugar. Cada uno de nosotros es muy valioso ¿Por qué desperdiciarnos? Si buscamos nuestro lugar dentro del gran Concierto Cósmico, encontraremos nuestra nota específica y vibraremos en armonía.

Volver a los informes