Durante una sesión de la Técnica de Equilibrio del Campo Electromagnético, el proceso de despeje y calibración de las cargas energéticas se da en todos, estén o no concientes de ello. La mayoría de la gente siente la energía moviéndose a través de su cuerpo. Los cambios se dan siempre de acuerdo a la sabiduría innata de cada persona. El profesional no pone intenciones personales en el trabajo sólo aquellas que liberan e incrementan la energía para el mayor bien.

En cada sesión el profesional traza una serie única de configuraciones energéticas en el entramado de energías del receptor. El profesional hace maniobras específicas a través del campo energético durante todo el procedimiento, moviéndose desde los pies hacia la cabeza. La energía se dirige a sí misma, se autorregula y fluye rellenando vacíos dentro del campo, donde la sabiduría interior del receptor lo indica. No hace falta que el profesional realice ningún trabajo de adivinación, ningún análisis o juicio.

Una sesión de armonización dura unos 50 minutos. No hay tiempo fijado para recibir la siguiente, puede escalonarse en un lapso de tiempo que va desde las dos semanas a los 4 meses. El receptor está en una camilla de masaje mientras el profesional realiza una serie precisa movimientos.

No hay contraindicación alguna en la aplicación de la EMF, incluso para mujeres embarazadas, personas en coma o discapacitadas, niños y bebés.

Quiénes pueden aprender la técnica

Todas las personas pueden aprenderla y practicarla, sea para su crecimiento personal, para brindar un servicio  o para complementar con otras técnicas de sanación.

Tampoco existe ningún requisito previo para aprender la técnica, ya que todos somos seres energéticos y estamos habilitados para acceder al manejo de a la sabiduría innata de nuestro Ser.

En el entrenamiento se reciben las fases energéticas que fortalecen la conexión con el Entramado Cósmico (Fuente de Energía Universal), este poderoso alineamiento permite que el entrenamiento sea completado en un breve período de tiempo. Se aprende una técnica precisa para guiar y canalizar el sutil flujo de energía electromagnética y así calibrar los patrones energéticos de las personas, como también los propios patrones energéticos.


EMF Balancing