Notas y mensajes

¿Qué hacemos con las nuevas frecuencias de información?

¿Con que herramienta o técnica interior puedes responder a tanto bamboleo energético?

Te capacitaste para tener una profesión, cursos y cursos de especialización.  Trabajaste para tener una casa, un auto, vacaciones, un buen pasar. Compraste la última tecnología disponible para estar mejor comunicado, usas la mejor ropa de marca hecha con trabajo esclavo.

Muchas acciones y eventos hacia afuera. Hay una sobresaturación de todo, el cerebro está agotado de sostener tantas películas que no hacen a la esencia de la vida.

Y cuando vienen las grandes movidas de energías cósmicas, suceden innumerables eventos para los cuales no estábamos preparados, ni alertados de lo que iba a suceder.

¿Con que herramienta o técnica interior puedes responder a tanto bamboleo energético? Se desequilibra todo el viejo sistema que sosteníamos con esfuerzo y el nuevo es errático y aún no se entiende como procesar tanta información nueva.

En las últimas semanas algo se movió dentro de la conciencia colectiva y cada uno sintió una movida de su eje. Estamos recibiendo códigos específicos a través de la rejilla electromagnética que descienden a la Tierra y producen los inesperados cambios de rumbos, donde un día despertamos y ya no podemos seguir haciendo lo mismo de antes.

La confusión que experimentamos es producto de estar recibiendo un nivel vibracional más elevado, se desarticula todo lo establecido.  Paciencia, hasta que la nueva energía se acomode en nuestro sistema energético y luego lentamente irán encajando las cosas, acordes a las nuevas energías.

Si necesitas estar en silencio y en retiro espiritual, es buen síntoma.  El silencio, la meditación, la alineación de la columna de chakras es lo que permite conectar el cuerpo de luz que se está activando.

El resultado de estos procesos se verá manifestado en los próximos meses.  

Es momento de elevar la visión más allá de la incertidumbre actual.

Está en marcha una nueva espiral de activaciones. La nueva energía pulsa desde adentro llevando a la superficie más y más contenidos escondidos e inconscientes.

Es por ello, que todas las energías irresueltas del mundo de la dualidad salen a la superficie. Pelean y se destruyen entre sí.

No hay buenos y malos, hay egos en conflicto con una visión muy reducida o nula del sentido de la vida.

Ana María Frallicciardi

Setiembre 2016