Notas y mensajes

Mi encuentro con Matías De Estéfano

matias-de-estefanoMatías nació pocos días antes de la Convergencia armónica de 16 y 17 de agosto de 1987.

Recuerdo con mucha claridad aquellos días de agosto de 1987, cuando comenzó a llegar la información de una Convergencia Armónica. No eran épocas de internet, ni siquiera de computadoras en casa. Estas informaciones se divulgaban de boca en boca, o en fotocopias desteñidas. Pero la información de los cielos llegaba de cualquier manera a los seres que ya estábamos en servicio en esos años.

Fue una de las primeras veces que comenzamos a reunirnos espontáneamente para hacer meditaciones por el planeta.

Ese 16 de agosto del 87 descubrí que cuando la energía universal convoca no hay que hacer esfuerzos para que las personas lleguen, las almas sienten el llamado y aparecen espontáneamente. Habíamos invitado 20 personas y aparecieron 44. Con Jorge nos miramos sorprendidos y comprendimos que eventos especiales estaban sucediendo en los cielos. El me dijo: almas muy poderosas deben estar llegando a la tierra a través de este Portal.

Diecinueve años después una de esas almas llegó a mi casa. Matías llamó por teléfono y pidió una sesión de EMF Balancing. Sólo dijo: “le aviso cuando puedo viajar, vivo en Venado Tuerto”. ¿Quién era esa joven voz que viajaría 600 km por una sesión de EMF? Y además venía de Venado Tuerto, una ciudad tan querida por mi desde mi infancia y donde había ido muchas veces a trabajar. Pero Matías no llegaba a través de ninguno de mis contactos de esa ciudad. El venía desde las coordenadas cósmicas, siguiendo su propia ruta.

Fui a recibirlo a la estación de micros, allí estaba con su figura larga y dudosa, su voz melódica y sus ojos verdes transparentes hasta el infinito. Cuando llegamos a casa era la hora del almorzar y mis hijas llegaban de la escuela, nos sentamos todos juntos a la mesa. Matías comenzó a hablar y siguió hablando y hablando, nos contó toda la historia cósmica como lo hace ahora en sus talleres. Para nosotros era tan normal escuchar esas historias que no nos sorprendió para nada nuestro invitado. Sólo le dije: “ahora entiendo por qué me buscaste”.

Tomó su sesión de EMF y volvió a partir. Regresó varias veces más, las sesiones de EMF Balancing era lo único que le permitía poder estar más presente y anclado en su cuerpo. Estaba tratando de estudiar Pedagogía en la universidad de Río Cuarto porque sus Guías le habían dicho que el tenía que enseñar, entonces consideraba que debía formarse como pedagogo. Pero la vida universitaria, la vibración de las personas y el material que debía estudiar se le hacían insoportables. Tuvo varias crisis con desmayos delante de sus profesores, lo internaron, lo medicaban por una crisis psicótica, se escapó. Me llamó por teléfono y le dije que viniera de nuevo a Capilla del Monte. Fue entonces cuando lo orienté para que dejara la universidad, aprendiera la técnica de la EMF y comenzara con su tarea. Estaba por cumplir los 21 años, edad en que el espíritu se hace cargo de la personalidad.

Decidimos que era momento de hacerse conocer, lo presenté por primera vez en una conferencia en su ciudad natal, fue el 24 de agosto de 2008. Desde su primera presentación en público convocó mucha gente, a tal punto que la sala quedó chica. Recuerdo sus palabras: “y ahora que digo…?” No te preocupes, le dije, todo es cuestión de empezar, yo te hago preguntas y dejamos que la información fluya, al rato era dueño de la escena.

Silenciosamente el espíritu comenzó su tarea. Un año después organicé un Encuentro de RedLuz Argentina, donde Matías tuvo su segunda y definitiva presentación pública, a partir de ese momento comenzaron a convocarlo por muchas ciudades de Argentina y después de España. Organizó su taller de Ater Tumti: “Traigan el cielo a la tierra”. Por ahora su tarea es traer la información del cosmos para que los humanos recuerden su origen.

Los tiempos han llegado, los espíritus encarnados en cuerpos jóvenes están ocupando sus lugares para guiar la Nave Tierra de esta humanidad hacia su nueva conciencia.

Dejo en las palabras de Matías el resto de su historia cósmica, nuestra historia también: www.ghan.com.ar