Notas y mensajes

Tiempos Interiores

Cada vez que entro en contacto con mi interioridad y traigo a la luz información, estoy expresando el encuentro entre mi masculino y mi femenino. Traigo a la luz un hijo simbólico a través de esa toma de conciencia.

Algo estaba allí dentro esperando el instante en que esa acción externa se produjera, para nacer.

Cuantas cosas están ahí esperando…. Tengo que darme  el tiempo para ir hacia allí.

Eso está allí esperando la acción justa externa para darme información.

Son hijos de mi interioridad esperando para salir a la luz.

Y pienso en el tiempo. Este tiempo lineal que cada vez es más acelerado. Cada vez más rápido afuera.

Pero… y el otro?,  el tiempo femenino hecho de silencio, de oscuridad, ese tiempo  esperando ser iluminado cuando voy hacia allí, pero para ir hacia allí, tengo que hacer una pausa.

Si pudiera detenerme para ver que pasa allí.  Que sensaciones aparecen si hago silencio y voy dentro?

Pero es tanto lo que sucede fuera, tanto lo que eso de afuera me llama para hacer, leer, escuchar, que poco a poco me voy olvidando.

Hoy decidí hacer una pausa y ponerme a escribir, hace tiempo que no escribo, hace tiempo que no me disponía a escucharme y dejar salir algo de esto dentro de mi,  y así colaborar con este tiempo interno para equilibrar el otro. Y entrando en este tiempo, sentir que la vida pasa de otra manera.

Misterios del tiempo femenino.

Tiempo femenino donde crece la vida.

Entonces si la vida crece dentro del tiempo femenino tengo que darme tiempo para ir allí,  para que algo cambie.

Y cuantas cosas me llegan de afuera y creo que tienen que ver conmigo sin haberme dado el tiempo para ir adentro a encontrar el resonador que me permita sentir si son verdaderamente mías.

Tendré que darme tiempo para limpiarme de ideas que no me pertenecen.

Tiempo para expresar lo que siento, para que salgan a la luz las emociones que no salieron cuando eso del afuera quiso hacerse mío sin haber podido darme el tiempo para sentirlo.

Si no me doy el tiempo para ver si eso que llega de afuera tiene que ver conmigo, me invaden situaciones que por no darme el tiempo, las hago mías y no lo son.

Y si no soy coherente entre lo que llega y mi interioridad, me enfermo.

Y recuerdo esto que escribí en mi libro  sobre Lilith:

“Y el masculino (masculino en hebreo zakhor recordar, acordarse, penetrar), el masculino tendrá que recordar, recordar ese espacio y saber que para recordar necesita un espacio para llenar con el recuerdo, un espacio, una profundidad abismal; el agujero, símbolo del femenino (femenino en hebreo nqebah naqob, hoyo, agujero) donde está el Nombre, la semilla del hijo, que como toma de conciencia traeremos a la luz.

También femenino nqebah de la raíz naqob es llamar.                          

El femenino llama desde la profundidad del inconsciente.”

El masculino tiene que recordar que tiene que penetrar el agujero que lo está llamando.

Y pienso en eso contenido en mi interioridad.

Mi historia está allí, mi historia hecha también de emociones, de sentimientos, que fueron quedando ahí hasta que me disponga a traerlos a la luz.

Momentos de mi historia, de la historia de mi historia.

Y en esa historia de mi historia, me remonto al origen, al origen de esta que soy yo uniendo todos esos instantes de encuentro entre mis ancestros.

Vengo de instantes de encuentros que están en mí, mi femenino, eso está dentro de mí, sabe de esos encuentros y de las sucesiones de momentos que me señalaron.

Tengo marcas de historias que tengo que recordar.

Entrando en mi interioridad, haciendo silencio para ir allí. Iré desandando el camino, curando las heridas, mirando las historias, reconociéndolas y así iré aceptando y  honrando y todo se ira ordenando a partir de haberlo reconocido.

Reconocer, volver a conocer.

GRACIAS

Beatriz Borgeaud

 Contar nuestra historia significa salir de nuestro escondite y regresar a la fuente.

 Es el único modo de realmente encontrar la libertad.

“L’impronta dell’anima. Alla ricerca del nostro volto interiore” Mark Gafni

Beatriz Borgeaud es Astróloga, escritora, Instructora de Gimnasia Rítmica Expresiva, Acompañante en Bioneuroemoción,  Psicodramatista. Investigadora de los orígenes. Acompañante en la búsqueda de las causas emocionales que producen los conflictos apoyada en la lectura del Arbol genealógico

beaborg21@hotmail.com